Los cuidados básicos de la vejez

cuidados basicos vejez

La atención básica a la vejez comprende todos los procesos de asistencia prestados por terceros a las personas mayores. El proceso natural de envejecimiento trae consigo una serie de dependencias adicionales. Físicas y/o psíquicas, por causas anteriores no relacionadas con este normal deterioro producido por la edad y el paso del tiempo (diversidad de funciones psicomotrices, herencia, enfermedades crónicas y/o degenerativas,…).

Generalmente, la propia familia será la encargada de brindar estos cuidados básicos en la vejez. Incluso con el apoyo del entorno o partes del entorno, uno de los integrantes suele ser el referente principal sobre el que recae la mayor parte de la responsabilidad. La atención a las personas mayores debe centrarse en tres niveles básicos, y las necesidades de las personas mayores siempre deben ser atendidas y atendidas adecuadamente:

Programa Físico que incluye una buena atención a los adultos mayores en cuanto a higiene personal, manejo/control de medicamentos, nutrición, hidratación, cuidado de la piel, uñas y ojos, movilidad (ejercicio, traslados, cambios posturales), promoción y respeto a la autonomía individual. La planificación mental incluye la estimulación psicológica y emocional de las personas, la observación de los cambios en el comportamiento y las emociones habituales, la evaluación del estado y la calidad del sueño y los posibles cambios. Programa Social Incluye incentivar a las personas a mantener relaciones sanas y activas, manteniéndose activas y comprometidas, apoyando su autonomía, costumbres y gustos personales, asegurándose de estar en su lugar en el espacio y en el tiempo, y trabajando la memoria, enfatizando la memoria y la experiencia reciente.

Puntos principales de los cuidados básicos

Estos son los puntos que debemos considerar para asegurarnos de brindar atención esencial a los adultos mayores. No olvides que cada uno es igualmente importante:

1. Higiene corporal ducha o baño en la cama, cuidado del cabello, cuidado bucal, cuidado de los ojos, cuidado de los oídos, cuidado de la nariz, afeitado y/o depilación, cuidado de las manos, cuidado de los pies y ropa.

2. Cuidado de la piel Prevención de la aparición de úlceras por presión, cuidar las zonas del cuerpo más sensibles que favorecen su aparición, y cuidados de las mismas cuando lo hacen.

3. Alimentación Proporcionar una alimentación saludable, rica y equilibrada en grasas, hidratos, proteínas, vitaminas, minerales y fibras, adaptada a las necesidades de la persona.

4. Funciones digestivas y de eliminación: Mantener unas óptimas funciones digestivas a través de una alimentación correcta y personalizada, y detectar posibles problemáticas (laxitud, estreñimiento, incontinencia urinaria).

5. Prevención de riesgos Prestar atención a los factores que pueden provocar caídas y tratar de prevenirlas.

6. Actividad y estimulación física y cognitiva Cuanta más actividad y estimulación física y cognitiva tengan nuestros adultos mayores, mejor será su calidad de vida. A través de la actividad y la estimulación, podemos prevenir la incapacidad física y el deterioro mental.

7. Descanso y sueño Promueva una buena higiene del sueño estableciendo un horario, previniendo estimulantes y factores estresantes antes de acostarse, evitando cenas abundantes y durmiendo inmediatamente después de comer, y fomentando la relajación (oración, meditación) para promover la relajación, la lectura, escuchar música, …).


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − 5 =

  • El tiempo:

    El tiempo en Sesma
    15°
    Jueves 15° 
    Viernes 20° 
    Sábado 20° 
    Domingo 22° 
    tiempo.com  +info